Son casi treinta años los que el misionero
alguaceño Fernando Bermúdez López ha trabajado por y
para el pueblo de Guatemala. Muchos de ellos han sido en los años difíciles de ese país centroamericano, los años de la represión, de las masacres de indígenas durante el “Conflicto Armado”.

Juan Antonio Pinar y Ana Bermúdez, hermana de Fernando, eran conscientes de las necesidades que habían en Guatemala a través de él. El tener conciencia de la dura realidad de Guatemala hizo que se plantearan el recabar ayuda para poder ayudar a ese país al que Fernando estaba dedicando su vida. Y con ese propósito se fundó en Alguazas (Murcia) la Asociación de Amigos de Guatemala, formando parte de ella numerosos familiares y amigos de Fernando.

En esta memoria se repasan los proyectos financiados y campañas realizadas desde su fundación en 1996 hasta la fecha.