Existe en la Región de Murcia un lugar donde el tiempo pasa despacio. Un lugar donde el hombre ha vivido de la Naturaleza desde hace siglos, con respeto, sin abusar de ella y así continúa a día de hoy.

Existe en la Región de Murcia un lugar con suaves hondonadas y amplias llanuras entre los municipios de Mula y Cieza dedicadas a los cultivos de secano: cereales, almendros, vid, olivo, donde los tractores y las segadoras han hecho la vida más cómoda a los trabajadores del campo y ya no viven junto a la tierra que les da de comer, una vida que en otros tiempos era solitaria y dura.

Existe en la Región de Murcia un lugar donde la Sierra de Ricote y el Almorchón de Cieza se miran a la cara, vigilando desde sus atalayas esas tierras que bien podrían ser sacadas de un paisaje manchego, donde el cielo limpio, sin contaminación, contrasta con los distintos colores de la tierra dependiendo de la época del año en que se contemple.

Existe en la Región de Murcia un lugar donde existe un pino con más de 300 años de antigüedad y, según dicen, es el pino carrasco de mayor perímetro y antigüedad del mundo, un pino que da sombra y resguarda a quienes se refugien bajo él en los tórridos veranos murcianos. Un pino que al contemplarlo desde el interior de sus ramas que se precipitan hacia abajo hasta acariciar la tierra es como contemplar una auténtica obra de arte de la Naturaleza, y que al tocar su viejo tronco con las manos puedes imaginar las miles de historiaste las que habrá sido testigo en esos tres siglos de vida. Un pino que su nombre evoca a las rapaces que antaño se resguardarían en él.

Existe en la Región de Murcia un lugar donde en primavera los campos verdean hasta ser una mancha difusa en lontananza, los veranos son cálidos y de color amarillo y al final del invierno la vida explosiona en miles de almendros en flor que nada tienen que envidiar a los más famosos paisajes floridos de la geografía nacional.

Existe en la Región de Murcia un lugar donde merece la pena perderse en solitario de vez en cuando y recorrer en bicicleta sus caminos inundándose de su paz, contemplando su belleza y escuchando los sonidos de la vida que alberga.

Existe en la Región de Murcia un lugar al que llaman Campos de Cajitán.

Fotos realizadas el 6 de mayo de 2018

P. D: Gracias a José Antonio Pastor González por sus indicaciones para descubrir estos parajes y el majestuoso Pino de las Águilas.